12 ¿Cómo afecta la cefalea en racimos en la vida laboral?

12 COMO AFECTA LA CEFALEA EN RACIMOS EN LA VIDA LABORAL DEL PACIENTE

Las cefaleas en racimos es una de las enfermedades más incapacitantes que  existen y generan importantes gastos sanitarios, como laborables.

Costes directos e indirectos

En unos 1.076 millones de euros anuales se estiman las pérdidas económicas que causan las cefaleas en España, según datos ofrecidos por el doctor Pablo Irimia Sieira, neurólogo y responsable de la Unidad de Cefaleas de la Clínica Universitaria de Navarra, en el curso “Cefalea crónica diaria: Un nuevo reto para el clínico” y  por la Fundación Española de Enfermedades Neurológicas en el informe de “El impacto sociosanitario de las enfermedades neurológicas en España”, publicado en 2006.

En España, de los 1.076 millones de euros de pérdidas anuales, según datos extraídos del informe sobre el total de las cefaleas, los costes directos, en los que se engloban las visitas médicas a especialistas, los cuidados de atención primaria y el gasto farmacéutico, suponen aproximadamente 344 millones de euros (240 millones corresponden a las visitas al médico de familia, 90 millones a las visitas al neurólogo y unos 20 millones a gasto farmacéutico).

Los costes indirectos, correspondientes a la pérdida de productividad, tanto en días como en actividad no realizada, suponen un 68% del coste total, lo que se traduce en 732 millones de euros al año.

Segun un estudio realizado desde 1999 al 2005 en el servicio de neurología del hospital Cmdte. Manuel Piti Fajardo (Cuba) de los 6191 casos de cefalea 295 se les diagnosticó cefalea en racimos, lo que supone un 4% de todos los tipos de cefaleas observadas, por lo tanto, supone en España un gasto aproximado de 43.04 millones de Euros (4% de 1076 millones de euros) son los gastos que generan las cefaleas en racimos.

La cefalea en racimos es una enfermedad que se caracteriza por dolor de cabeza muy intenso, donde el paciente tiende a estar en todo momento en movimiento y con una duración de una a tres horas en cada crisis y pudiendo tener de una a diez crisis diarias mientras dura el racimo con plazos de varios meses en los episódicos y con descansos no superiores a 15 días en los crónicos, siendo estos últimos maltratados por la cefalea casi diariamente.

Las pérdidas económicas relacionadas con la cefalea en racimos son altas, la mayoría de ellas se deben al ausentismo laboral, aunque siendo una enfermedad de las consideradas raras, el número de personas que los padecen es de 56 por cada 100000 habitantes.

La mayoría de las personas que padecen cefaleas se encuentra entre los 20 y 64 años de edad, es decir, en la etapa más productiva de la vida y por lo tanto donde el paciente necesita dirigir su vida laboral para crearse un futuro.

Hoy en día existen nuevas terapias para el tratamiento de la cefalea en racimos, pero ninguna de ellas específica para esta enfermedad, con tratamientos preventivos nos específicos que dejan mucho que desear e innumerables efectos secundarios que pueden afectar al paciente en el desarrollo del trabajo, unidos a la propia enfermedad, y dentro de los abortivos el más efectivo es el oxigeno, pero resulta muy complicado disponer de oxigeno en el puesto de trabajo, siempre dependiendo de la ocupación de los enfermos. También efectivo el sumatriptan subcutáneo, pero debido a su alto precio y los efectos secundarios que produce, muchos enfermos no pueden disponer de él.

Según la Organización Mundial de la Salud, la cefalea en racimos está clasificada como una de las enfermedades crónicas más discapacitantes y por ello es un mal que afecta directamente la vida laboral de quien lo padece.

Después de esto que empresa está dispuesta a mantener en su plantilla a un trabajador con alto índice de bajas y qué jefatura y compañeros son capaces de entender que el dolor de la cefalea en racimos está considerado como unos de los peores dolores que un ser humano es capaz de soportar, en este marco laboral donde prima la competencia por encima de todo, se hace muy difícil que un enfermo de cefalea en racimos pueda labrarse un futuro laboral digno.

 Volver al Indice