9.Personalidad del enfermo.

9.PERSONALIDAD DEL ENFERMO.

 Esta es una personalidad que muchos de los que tenemos cefalea en racimos nos vemos reflejados en un porcentaje muy alto, aunque lógicamente no tiene porque ser en un 100%.

Suelen haber tenido una infancia un tanto dura. Han tenido que soportar durante mucho tiempo responsabilidades que no correspondían y madurar antes de lo que su edad y cultura les indican. Se preocupan mucho por el bienestar de los demás e incluso anteponiéndolo al suyo porque su moralidad y su sentido del deber les impide dejar los problemas sin solucionar. Se muestran fuertes y seguros ante los demás pero suelen ser muy sensibles y les afecta muchísimo el entorno que les rodea. Siempre intentan ser buenos y correctos en todo momento, por eso se caracterizan por ser perfeccionistas y muy meticulosos.

Suele ser ese compañero de trabajo que tiene una autodisciplina que parece imposible creer como puede ser tan disciplinado pero a su vez son hipercríticos no sólo con ellos sino con el resto de las personas que lo rodean ya que se exigen y exigen mucho ya que su pensamiento es radical. Son muy inteligentes y cuestan que cambien de idea a no ser que muestres un argumento muy contundente. Personas difíciles de convencer.

Les da tanto miedo cometer errores que antepone el deber al placer y esto puede llegar a tensionar mucho a la persona sobre todo cuando se trata de algo continuo ya que ni su cuerpo ni su mente descansa, como es el caso. Pero también hay que decir que se trata de personas que cuando están realizando algún trabajo presentan un alto grado de concentración.

Aunque las percibamos como personas exitosas también nos damos cuenta que parece que no están satisfechas con su trabajo aún siendo reconocido por otros y esto se debe a que buena parte de ellos son personas inseguras y muy exigentes.

Por otro lado, son personas muy empáticas y sienten una conexión especial tanto con otras personas que les rodean como con la naturaleza. Son muy sensibles a los cambios climáticos e incluso provocando cambios de humor.
En muchas ocasiones tras liberarse de esa carga aparente que tienen que soportar sobre los demás y empiezan a aflorar sus sentimientos, no son capaces de afrontarlos. Sienten una profunda soledad e incomprensión y parece que el mundo se termina. Todo esto les lleva, como se ha comentado antes a una situación de continua tensión, frustración, preocupación por si sale o no…lo que puede conducir a diferentes enfermedades físicas.

Volver al Indice