Que es la Cefalea en Racimos

 La cefalea en racimos está considerada por la ciencia médica como uno de los dolores más fuertes que puede sufrir un ser humano.1

  Caracterizada por dolor unilateral, de gran intensidad, de distribución en el territorio del “nervio trigémino”, que se acompaña de síntomas autonómicos como lagrimeo, secreción o taponamiento nasal, inflamación y enrojecimiento del párpado y la zona alrededor del ojo.

  La cefalea en racimos o cefalea de Horton, es una cefalea primaria, es decir, no aparecen  lesiones o tumores en las Resonancias Magnéticas que se suelen realizar para descartar otras patologías.

 Es de tipo “cluster” (agrupada, en brotes, cúmulos o racimos) lo que significa que se produce en determinados periodos, normalmente de uno a tres meses, que suelen coincidir en las mismas fechas del año y en los que el paciente tiene un número de crisis continuadas, que van, desde una cada varios días, hasta ocho crisis en un solo día, dependiendo de cada paciente.

La duración de las crisis es de entre 15 y 180 minutos y muchas pacientes refieren crisis nocturnas.2

Aparentemente afecta tan solo a un 0,06 % de la población mundial. Suele afectar más a hombre que a mujeres en un prevalencia de 7 hombres por cada 3 mujeres.

Los pacientes de Cefalea en racimos se subdividen a su vez entre episódicos (la mayoría) y crónicos.

Los pacientes de Cefalea en racimos episódica (CRE) representan el 78% del total y tienen crisis cada cierto tiempo y en la mayoría de los casos con la misma periodicidad (bianual, anual, bienal, e incluso cada 3 o cuatro años de manera recurrente). Algunos pacientes refieren  periodos aislados con remisiones más o menos duraderas  sin que estos sean coincidentes.3

Los pacientes de Cefalea en racimos crónica (CRC) son aquellos a los que la enfermedad se presenta de manera continuada, o cuyas remisiones no superan las 2 semanas entre crisis. Es MUY IMPORTANTE señalar que la CR no tiene un comportamiento degenerativo y que la CR episódica NO es una fase previa a la cronificación. La mayoría de los enfermos episódicos NUNCA llegan a desarrollar la enfermedad de forma crónica.

 SINTOMAS

Dolor súbito, severo, punzante y siempre en el mismo lado de la cabeza.

Lagrimeo, secreción o taponamiento nasal, inflamación y enrojecimiento del párpado y la zona alrededor del ojo.

El Dolor irradia hacia  la sien, el ojo, la boca y la nariz

Prevalencia de crisis nocturnas, recurrentes y durante los mismos periodos del año.

DENOMINACION

Cefalea en Racimos, Cefalea en brotes , Cluster Headache y  Síndrome de Horton son los nombres más habitualmente usados para describir esta patología

 

LEE MAS EN NUESTROS FOLLETOS INFORMATIVOS